jueves, 1 de octubre de 2009

Tengo una Corazonada: Va a ser que no


Para gustos, los colores:
A mí me gustaba mucho el logo de Madrid 2012. El de 2016 está logrado, pero aquel era tan sencillo que asombraba.
El de Chicago es bonito, efectivo; muy americano.
El de Tokio, con su innegable toque oriental, une hebras finamente.
El de Rio de Janeiro, pasadito, complicado y hortera.
Espero que los de la candidatura brasileira no me pidan que me retracte por escribirlo, como a Odriozola.

1 comentario:

Sergio dijo...

La verdad es que parece que con los logos se les ha acabado el presupuesto. El de Río, no lo entiendo; el de Tokio, algo mejor; el de Chicago, copia/pega del de Los Ángeles, con su estrellita y todo, pero con el difuminado en vertical en lugar de horizontal, con colores menos patrióticos que entonces y seis puntas en lugar de cinco (¿los seis continentes? ¿los seis aros olímpicos?). El de Madrid, el mejor en cuanto idea. No hay mas que ver el saludo con la mano abierta para ver que han acertado en ese aspecto, pero el colorín que le han puesto... todo para que se vea la "M" de Madrid. Mejor limitarse a los cinco colores olímpicos y dejar que el logo hable por sí mismo.