lunes, 16 de marzo de 2015

Breaking Bad. 2008-2013, Sony Pictures Television-AMC


Jesse, Walter y el desierto de Nuevo Mexico

Me llegaban cantos de sirena sobre Breaking Bad de aquí y de allá. Hablaban de la historia de un profesor de química que acababa siendo una especie de capo de la mafia, un narco en toda regla. La historia de un "hombre normal" que, precisamente, se "torna malo". Que se nos va al "lado oscuro".

Tuvimos la oportunidad de "adquirir" la serie (gracias, Pablo). Una vez que la empezamos a visionar en casa, no pudimos parar. Le hemos visto en unos tres meses, las cinco temporadas. Justo tras acostar a los niños o cuando terminaba El Intermedio.

La serie, como digo, tiene cinco temporadas, con un total aproximado de 60 epidodios de 45' cada uno. Y es absolutamente genial.

Una mezcla exquisita de guión monumental que va encajando a la perfección, actrices y actores en estado de gracia -perfecto casting-, un estilo sin apenas concesiones, excelente y cuidada factura/producción, banda sonora de calidad, ambiente mestizo-sureño, escenas de cortar el hipo, personajes que se van al límite una y otra vez, trama in crescendo...

Los personajes son de largo recorrido y despliegan matices y claroscuros sin cesar. Como es natural, se les coge mucho cariño, a unos más que a otros. En el caso de Walter... no sabría decir... ¡es tan complejo!

También quiero que destacar las escenas en exteriores en el desierto de Nuevo Mexico (por otra parte, localizaciones poco habituales en la serie negra), con esos paisajes inmensos que dejan a los campos de Castilla pequeños, y a esa luz natural de tanta calidad, que casi se convierte en una actriz más durante la serie.  

A los que disfrutamos con la serie negra tanto en cine como en papel, Breaking Bad es todo un descubrimiento, convirtiendo su visión en algo casi de obligado cumplimiento.

Debajo dejo un video de una de las escenas (de tantas) con una música y un montaje gloriosos. Walter y Jessie vuelven a cocinar (5ª temporada, episodio 3º).


domingo, 15 de febrero de 2015

Travesía clásica de Ulía (Donostia-San Pedro), Kantauri Kosta


explicaciones sobre recuperación de humedales para los anfibios de Ulía,
a cargo de Xabi Rubio (mila esker)


Karlos umeekin


basotik


llegando al chalet de Ulía


galgo


Edurne Pasaban en btt


Karlos eta Blanca


avituallamiento en el Merendero de Ulía


travesía clásica


A.


el grupo de valientes

Tercera salida del curso de Amaraberrimendizmendi, de Amara Berri Gurasoak: la travesía clásica de Ulía.

domingo, 8 de febrero de 2015

Areso trineo Xtrem. Leitzaran, Montaña Vasca




Tras las grandes nevadas cercanas a la costa de febrero, el domingo día 8 encontramos una pendiente nevada en perfectas condiciones y de sencillo acceso para pasar una mañana muy divertida. 

jueves, 15 de enero de 2015

Memorias líquidas, Enric González. Jot Down Books, 2014


"“Memorias líquidas” es un libro misterioso. Hay historias de periodistas, recuerdos de la temporada que el autor pasó en “El País”, alguna reflexión sobre el oficio que el lector avisado hará bien en saltarse, varias digresiones innecesarias y el recuerdo de unas cuantas copas que constituyen, evidentemente, la parte líquida del asunto".

Segundo libro con el Kindle. Placentero. Puñetero. Historias con mucho humor y cargas de profundidad varias sobre el periodismo pasado y presente, de paraísos perdidos. La gran paradoja del periodismo actual: más necesario que nunca, y sin embargo más en crisis que nunca.

miércoles, 14 de enero de 2015

Trilogía del Baztán (I) El guardián invisible. Dolores Redondo. Destino, 2012


El glorioso valle de Baztán da hasta para una trilogía literaria de éxito. Dolores Redondo está consiguiendo miles de lectores con su inspectora Amaia Salazar como protagonista.

La primera de la trilogía (mi segunda en el Kindle) se lee fácil y es una novela solvente, entre lo policiaco y el drama familiar. Con el trasfondo de las leyendas y ambiente de este valle, del que cada vez estoy más enamorado.

sábado, 3 de enero de 2015

Okolin 1355 Saioa 1418 Zuriain 1410 Azkenatz 1171 travesía del macizo. Valle de Baztán, Pirineos





Saioa desde Okolin



Saioa y sus enormes lomos




Precioso Adartza




El Adi emerge


Los venerables Ori y Anie





La primera cima del año es siempre un momento especial. Todos queremos empezarlo bien en cada una de las facetas que más nos tocan en el día a día. Si la salida sale perfecta, como es el caso, la cosa termina de forma gloriosa, sabiendo que tus compañeros han disfrutado con ello incluso más que tú mismo.

Durante los años en los que hacía fichas manuales-a máquina-a ordenador, de cada una de las salidas, la primera del año era, además, el momento en el que decidía el formato, el diseño, el estilo que iban a tomar durante los siguientes 12 meses. Eso molaba mucho. Ahora, que las cuelgo en el blog, es todo más estandarizado. A pesar de la inmediatez de las redes sociales, de las que también soy usuario, quiero seguir cultivando el mensaje con un poquito más de pausa y de poso que permite el blog.

La ruta de este 3 de enero por el macizo de Saioa ha salido perfecta. Dos de los cuatro integrantes no conocían esta cima tan clásica de la zona, y les aseguraba que han tenido una suerte inmensa al poder ascender a Saioa con una meteorología tan benigna, tan deliciosa: viento nulo o flojo, algo de nieve transformada, enorme visibilidad, temperatura de confort para andar; todo ello en pleno invierno.

Rebasar Gartzaga por la derecha y comenzar a ver la cresta del Saioa, guau, no te cansas nunca.

Coronamos Okolin, primera cima. Si se montara una rampa desde Okolin hasta Saioa y te lanzaras en skate, tal vez llegaras hasta este último con la energía acumulada en el descenso. Es una "U" casi perfecta, ancha, redondeada. Una "U" que, cuando hace malo, se convierte en un túnel de viento infernal.

En la cima de Saioa apenas paramos para la foto. Observamos que la afluencia es mucho mayor desde Artesiaga, paso de montaña desde donde claramente inician la ruta la mayoría de los que vienen desde Iruñerria.

Por mayoría decidimos lanzarnos al collado de Sagardegi para seguir hacia Zuriain, cima que no había ascendido y a la que debíamos echar el guante sin dejar pasar la ocasión. En el collado no hay lugar para picoteos tecnológicos: sandwich doble de merluza rebozada. Aun lo estoy saboreando.

Desde Zuriain tomamos la perspectiva de la perfecta U entre Okolin y Saioa. El paisaje es abrumador. Solo contemplar el enorme Adi emergiendo sobre el bosque de Kintoa apabulla. Trato de reflejarlo con la cámara de fotos. No creo que lo consiga.

Desandamos el camino hasta el collado de Sagardegi y bordeamos por sendero nevado la cara Sur de Saioa hasta el collado de Okolin. En lugar de subir de nuevo a Okolin, lo bordeamos por el senderuelo que va por su vertiente Norte, sombría y empinada. Aquí andamos con ojo y buena suela: la caída no sería nada agradable.

Al rato, otra vez al sol, bordeamos otra vez Gartzaga y decidimos pasar por la pequeña cima de Azkenatz para bajar por los prados más directamente hasta el coche.

Han sido 5h40 de completo disfrute sobrevolando el Baztan.

Llegamos a Urgain jatetxea de Oronoz-Mugaire (donde el río Baztan se convierte en Bidasoa) con tiempo de sobra para meternos el menú de 12,50 €. Patxaran aparte.

A las nueve estaba en la cama; ya estaba todo el pescado vendido. Y bien vendido.

Debajo: ruta en Wikiloc (autor: Kasi)