sábado, 28 de diciembre de 2013

Ipuliño 934 ruta normal vertiente Sur. Valle de Berastegi, Montaña Vasca



Uno de esos raros y agradecidos días libres que hay al cabo de un año... este lo aprovechamos para subir a Ipuliño (ya tenía ganas) con Alberto. Luego, camino de Gasteiz, paramos a comer en Etxarri-Aranatz. La ruta, bastante detallada, aquí.


macizo de Ernio desde las laderas de Ipuliño

domingo, 8 de diciembre de 2013

Zaldiaran 978 normal Pto. Zaldiaran, Montes de Vitoria, Montaña Vasca



Un finde en Gasteiz con mucho frío pero con una mañana de domingo muy bonita que aprovechamos Aimar y yo para subir a Zaldiaran desde el puerto del mismo nombre.

Es una subida-paseo por asfalto casi hasta la cima, aunque que la traigo aquí para que quede constancia y ponerle a Aimar una medallita más en su historial mendizale, que el chaval es muy "conde Draco" y está empeñado en haber subido a más número de montes que sus dos hermanas.

El paisaje que se abría en la mañana heladora pero soleada fue magnífico. Al Sur destacaba San Lorenzo en la sierra de la Demanda, y al Norte las cadenas de Aizkorri, Duranguesado, Gorbeia, Entzia, etc.

sábado, 7 de diciembre de 2013

El laberinto de la felicidad. Álex Rovira, Francesc Miralles. Editorial Aguilar, 2007


Sencillo, corto y claro libro que, a modo de cuento, nos da unos acertados brochazos que dan ganas que te pinten de colores muy adentro. 

Tenía apuntado en mis recordatorios el siguiente texto de la página 53, quizá por mis vivencias personales de estos últimos tiempos, que irracionalmente me hacen pasar malos ratos precisamente ante situaciones que forman parte de mis mayores placeres vitales. 

"- La mayoría de los obstáculos que encontramos en nuestro camino a la felicidad son imaginarios. Los creamos nosotros; es decir, son nuestros miedos.
(...)
- Y, ¿sabes por qué las personas nos creamos nuestros propios obstáculos? Yo te lo diré: porque nos da miedo llegar a los lugares que hemos soñado.
- ¿De verdad lo cree?
- ¡No lo dudes! Cumplir un sueño siempre da miedo, porque estamos acostumbrados a lidiar con las dificultades, pero no a recibir regalos de la vida. Por eso a menudo nos boicoteamos poniendo muros entre noostros y lo que queremos conseguir." 


Monterapia. Editorial Diëresis, 2012


A finales de año he leído este pequeño libro que nos habla de eso de "ir al monte".

Ir al monte, eso que muchos hemos aprendido a hacer desde pequeñitos, con los aitas. En mi caso, siempre en transporte público, que en casa no hubo nunca coche.

Juanjo escribe sobre los beneficios de salir de las aceras y los bares y escaparnos a los montes, también, y con más razón para empezar, a los cercanos y bajitos.

Creo que esta disfrutando de bastante éxito. A lo largo de sus páginas, lleva insertados códigos QR para visualizar videos que el propio autor ha colgado en Youtube. También se le puede seguir en twitter facebook.

Esta es uno de las partes que más me han gustado:

"Hasta que cumplí los diecisiete años, las montañas formaban para mí parte del paisaje, de la misma manera que una nube, un trigal o el mar. Una especie de atrezzo que contribuía a alegrarnos la vista a los humanos.

Fueron unos compañeros del colegio los que me propusieron acompañarles un día en una de sus salidas dominicales. Al principio me mostré bastante reticente, ya que siempre había odiado las excursiones al monte que el colegio organizaba un curso tras otro.

No le encontraba sentido a eso de subir por una cuesta, jadeando y sofocado, para llegar a un lugar donde básicamente no había nada y al cabo de un tiempo, que solía depender del profesor de turno, volver a descender por el mismo camino, para llegar sudorosos y cansados al autobús".

Cupcake party, Gasteiz

viernes, 6 de diciembre de 2013

Lea ibilbidea. Valle de Lea, Montaña Vasca


El 6 de diciembre pasado, pagamos algún pecado de nuestra vida padeciendo el trayecto entre Ondarroa y Lekeitio, para llegar al inicio del llamado Lea Ibilbidea, también dentro del proyecto Amaraberrimendizmendi, sección mendizale del AMPA de Amara Berri eskola.

Miguel Ángel, Fernando y yo pateamos unos 22 km. desde Mendexa hasta Munitibar, remontando este bonito y alejado valle bizkaitarra.

La crónica del blog de ABMM aquí, y la crónica de Miguel Ángel, aquí. Muy recomendable recorrido, apto incluso para sillitas de niños.