miércoles, 28 de mayo de 2014

Kukuarri 377 Orioko Benta-Orio, Costa Cantábrica





Aprovechando que podríamos disponer de chófer para subir de vuelta a por los coches, realiamos una rutita muy maja y casi toda en bajada (bien para los anti-cuestas) desde Orioko Benta hasta el propio Orio.

Como estaba el día muy nublado, el primer chiringuito que te encuientras al llegar desde el sendero de la costa estaba casi vacío, y pudimos comer en la terraza la mar de tranquilos.

Dsgraciadamente, haciendo gala de la poca cintura y servicio dudoso más habitual de lo deseable por parte de la hostelería guipuzcoana, no pudimos disfrutar de unos huevos fritos, que era justo lo que se nos había antojado a todos. Y es que no estaban en la carta de platos combinados :(

viernes, 23 de mayo de 2014

El dilema de España. Luis Garicano, ed. Península


(...) "De forma similar y como ha argumentado muy convincentemente César Molinas, a nuestras élites les interesa que la actual Administración del Estado siga como está, sobredimensionada e ineficiente. Es así cómo extraen rentas y colocan a sus clientes. Por citar su reciente libro, Qué hacer con España:

La clase política española, como élite extractiva, no puede tener otra estrategia de salida de la crisis distinta a la de esperar que escampe la tormenta. Cualquier plan a largo plazo, para ser creíble, tiene que incluir el desmantelamineto, por lo menos en parte, de los mecanismos de captura de rentas de los que se beneficia. Y eso, por supuesto, no se plantea".

Y ahora, chavales, todos a votar el domingo.

Aldaola-San Adrián-Askiola 1234-Urbia. Aizkorri, Montaña Vasca











"A mí esta tierra me habla". Nuestra amiga, y guía de la jornada, nos anunciaba su emoción al acercarse al lugar donde nació su aita: la cueva de San Adrián, emblemática puerta de entrada al cogollo el macizo de Aizkorri, ahora Parque Natural.

Su aitona, mikelete él, fue destinado durante años en este paso fronterizo, y su aita tuvo a bien nacer durante este período. Así pues, un lugar muy especial para ella.

Las paredes calcáreas que bajan de la cresta de Aizkorri y van a unirse con las tapias que anteceden al Aratz, forman este paso natural entre Gipuzkoa y Araba por un hundimiento del terreno en su tiempo.

Nuestra excursión en este maravilloso día de primavera trataba de llegar desde el nuevo parking de Aldaola, bajo el antiguo refugio de San Adrián, hasta las campas de Urbía, ya en la vertiente sur del macizo, éstas encima del santuario de Arantzazu.

Y las chicas más mayores del grupo (nuestras dos amigas, la ama y Eider) llegaron al objetivo, a la repleta borda-bar-albergue de Urbía, a la que llegaba excursionistas en auténticas manadas, tanto desde Aldaola como desde Arantzazu.

A ellas les quedaron unos bonitos 16 km en total. Yo, mientras tanto, al pasar mi GPS la barrera de los 5 km y tras valorar el ritmo sandunguero que llevábamos, me di la vuelta en alegre charleta con Irene y Aimar. Una vez llegamos a las campas previas al paso de san Adrián nos comimos los bocatas y esperamos al grupo de las chicas, tranquilos ya que el día era muy benigno y la temperatura se mantenía muy estable.

Cierto que pasábamos mucha gente por aquella ruta, por aquella calzada, pero era todo un gusto ver pasar tantas personas cuyo placer principal de aquel día lo estaban consiguiendo a base de zapatilla y de un bocadillo.

Una vez el grupo y las tripas completas, volvimos a Aldaola como paso previo para parar en la fonda de Otzaurte donde pasamos otro rato placentero.

viernes, 2 de mayo de 2014

Indamendi 462 ruta normal Elkano. Macizo de Pagoeta, Montaña Vasca



Semana Santa en casita. Salidas de día, egunpasak gozosos descubriendo txokos hasta entonces solo leídos, referenciados, vistos o solo intuídos desde lejos.

El Indamendi y el barrio de Elkano, descubiertos en un día glorioso de primavera, azul, sin viento, de andar en camiseta.










La diferencia de temperatura entre tierra y mar formaban nubes que se pegaban en la cara Norte de Jaizkibel (como aquella vez, que me envolvió en penumbras tras coronar el alto en bici en una soleada tarde de verano). Algo similar parecía ocurrir en la costa vizcaína.

Cima modesta, una alfombra verde, con cruz, vértice geodésico y ¡barbacoa! Maravillosas vistas: el mar, Elkano, Zarautz, Izarraitz, Pagoeta, Kukuarri, Mendizorrotz, Jaizkibel, Aiako Harria, Larrun...

Bajamos desde el vértice relizando una pequeña circular, que alargó algo la excursión.

Junto a la ermita de Elkano (al que se accede desde el alto de Meagas; nosotros cometimos la novatada de subir por una pista asfaltada desde la carretera que accede a Urdaneta) comimos los bocatas y la enorme tarta a la salud de mi aita. Frente a ella, el bar-restaurante-casa rural Gazteategi sirvió para tomarnos el café seguir disfrutando del relajado ambiente.



Urreako Haitza 784 vn Azkarate. Valle de Araitz, Malloak, Aralar, Montaña Vasca

















La casa de Azkarate es un destino anual habitual desde hace varios años en nuestra familia. En esta ocasión hemos ido con la familia gasteiztarra de Beatriz, venidos de Madrid, Barcelona y Logroño, aparte de Gasteiz, por supuesto.

Azkarate y las Malloak es un paisaje único, que en ninguno de los alrededores de estas ciudades vas a encontrar. Es un paisaje del que nunca me canso, del que siempre merece la pena alzar la vista y posar la mirada un rato por sus roquedos, nubes, prados y bosques.

La excursión del sábado por la mañana consistió en el clásico ascenso hasta Urreako Haitza, ensayo del Balerdi, su imponente vecino.