viernes, 23 de mayo de 2014

Aldaola-San Adrián-Askiola 1234-Urbia. Aizkorri, Montaña Vasca











"A mí esta tierra me habla". Nuestra amiga, y guía de la jornada, nos anunciaba su emoción al acercarse al lugar donde nació su aita: la cueva de San Adrián, emblemática puerta de entrada al cogollo el macizo de Aizkorri, ahora Parque Natural.

Su aitona, mikelete él, fue destinado durante años en este paso fronterizo, y su aita tuvo a bien nacer durante este período. Así pues, un lugar muy especial para ella.

Las paredes calcáreas que bajan de la cresta de Aizkorri y van a unirse con las tapias que anteceden al Aratz, forman este paso natural entre Gipuzkoa y Araba por un hundimiento del terreno en su tiempo.

Nuestra excursión en este maravilloso día de primavera trataba de llegar desde el nuevo parking de Aldaola, bajo el antiguo refugio de San Adrián, hasta las campas de Urbía, ya en la vertiente sur del macizo, éstas encima del santuario de Arantzazu.

Y las chicas más mayores del grupo (nuestras dos amigas, la ama y Eider) llegaron al objetivo, a la repleta borda-bar-albergue de Urbía, a la que llegaba excursionistas en auténticas manadas, tanto desde Aldaola como desde Arantzazu.

A ellas les quedaron unos bonitos 16 km en total. Yo, mientras tanto, al pasar mi GPS la barrera de los 5 km y tras valorar el ritmo sandunguero que llevábamos, me di la vuelta en alegre charleta con Irene y Aimar. Una vez llegamos a las campas previas al paso de san Adrián nos comimos los bocatas y esperamos al grupo de las chicas, tranquilos ya que el día era muy benigno y la temperatura se mantenía muy estable.

Cierto que pasábamos mucha gente por aquella ruta, por aquella calzada, pero era todo un gusto ver pasar tantas personas cuyo placer principal de aquel día lo estaban consiguiendo a base de zapatilla y de un bocadillo.

Una vez el grupo y las tripas completas, volvimos a Aldaola como paso previo para parar en la fonda de Otzaurte donde pasamos otro rato placentero.

2 comentarios:

Sergio dijo...

A eso se le llama casualidad. Nosotros estuvimos la víspera por ahí pero solo con Asier. Tenía la intención de ir también con Aimar a hacer la ruta que comentas, aunque me pensaré esos 16 km. Los supongo casi sin desnivel a partir del túnel. ¿Verdad?

Iñaki Munain dijo...

A partir del túnel es bastante llevadero, ciertamente. Hay un repechaco en el bosque, pero, básicamente, se trata de andaaaar...