lunes, 19 de abril de 2010

Ermita del Angel de la Guarda. Igara, Donostia

Posted by Picasa
cresta de Mendizorrotz desde Guardako Aingerua

Estoy sacando chispas al muy interesante librito "Montes desde Donostia", de Pérez Azáceta, para llevar a los lolos a sitios que desconocía y están cerca de casa. O sea, las clásicas excursiones con los aitas de toda la vida. En esta ocasión hicimos un mixto bici-marcha a pie. Porque no siempre hace falta ir lejos, coger el coche, etc.

2 comentarios:

Alberto dijo...

Ya te digo. Y la de gente que no conocerá ese lugar de su ciudad ...

Anónimo dijo...

Bonito rincón, oculto a la vez que cercita.

Hay una interesante petición por el bien de la seguridad de los que andamos en bici por Donostia en http://actuable.es/peticiones/hay-convertir-autopista-del-paseo-zorroaga-algo

Por favor, todo ciclista que lea esto que corra la voz (por teléfono a sus amigos, en su blog, por email, ... como sea). Que no tengamos que lamentarlo después.

Por la seguridad de todos.

La unión hace la fuerza.

Gracias

////////////////
Durante el tiempo que duraron las obras de la carretera del Paseo de La Ribera de Loiola, los nuevos puentes y alrededores se creó una especie de "autopista interior" por el Paseo de Zorroaga. Para ello no se dudó en quitar varios pasos de cebra, pues ya se sabe que el coche es el rey de Donostia, por mucho bidegorri que se haga (siempre en el sitio que sobra, si lo hay, donde menos molestan, claro).

Para el año pasado ya habían terminado todas estas obras, cosas que se anunciaron a bombo y platillo.

Desde entonces los coches tienen varios carriles en el Paseo de la Ribera de Loiola, los puentes nuevos, etc.

Pues bien, han pasado meses y el Paseo de Zorroaga sigue siendo una salvaje "autopista urbana", que llena la zona de peligro y ruido. Hay señales que recuerdan que el límite por la ciudad es de 50 km/h, pero muchos vehículos van mucho más deprisa, pasando de los 100 km/h, como si fueran por la autopista, ya que es lo que parece. Las instituciones públicas dan todo tipo de facilidades para ello. Hay peligrosos adelantamientos que juegan con la seguridad de los vehículos sobrepasados, especialmente cuando se trata de motos y bicicletas, que en un buen tramo no tienen bidegorri para usar.

Sin esperar más, se deben volver a habilitar los pasos de cebra del Paseo de Zorroaga. Y se debe dejar un sólo carril para los vehículos de motor, con resaltes de obra (no de plástico atornillado, que se esquivan fácil y se rompen pronto), para que se respete el límite de velocidad. El otro carril se debe convertir en bidegorri, para que quede conectado el que va de Balleneros a Anoeta con el que va de cerca del colegio La Salle a Ur-Kirolak.
////////////////