lunes, 7 de marzo de 2011

Zero. Patatero

Posted by Picasa

El servicio de HAD del Hospital Donostia está probando estos días varias unidades de un modelo totalmente eléctrico que no conocía, el Citröen Zero.

El cochecito es majete, y debe andar bien (tiene reprís y esas cosas). Ahora: De momento sirve para lo que sirve: Dar servicio a un grupo de profesionales de la Administración, en trayectos cortos, y con pocos pasajeros. 

Pero, lo que a mí me llama la atención es esto: Queremos pasar de los motores de combustión de toda la vida (gastones, ruidosos y contaminantes, por mucha tecnología que se les aplica), a los "cero" emisiones. Y están las instituciones/políticos en los medios venga a dar la barrila con nuevos modelos, que nadie ve, con los puestos de recarga, con el maravilloso futuro que tienen... unos coches que ahora mismo no valen si quieres ir más allá de Gasteiz.

Y ahí tenemos la tecnología híbrida, de la que tenemos una enorme oferta que, siendo generoso, se puede limitar a cuatro modelos (Honda y Toyota, más que nada). Estos coches son eléctricos hasta los 50 km/h aproximadamente, y cuando superas esa velocidad entra automáticamente en funcionamiento el motor de gasolina. Son coches totalmente testados y que están a la venta; poquito más caros que su equivalente en sólo gasolina.

Pero en mi opinión tendrían que darles mucha más cancha (y no entiendo por qué no lo hacen): Dar subvenciones a su compra, sacar más modelos, etc. ¿Os imagináis un tráfico urbano sin emisión de humos ni de ruidos? A menos de 50, que es la velocidad a la que debemos ir por la avenida más rápida de cualquier trayecto urbano, estos coches ni contaminan ni hacen ruido, aparte de los propiamente aerodinámicos.

Yo estaría feliz de tener dónde elegir cuando me pueda comprar coche, porque un Prius a mí se me queda pequeño.

No se. Pues eso.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las petroleras no permitirán tamaña osadía Ñakus, yo creo que van por ahí los tiros.

Sergio dijo...

Ojo, línea amarilla: prohibido parar o detenerse.
PD: Los de Bilbao lo solucionan con un cable muy largo.