lunes, 27 de julio de 2009

Pic Contade 2714-Pic de Quatre Termes 2724 vn Circo de La Mongie. Valle de Campan, Pirineos

sarrio y Pic Long

El pasado sábado (ando tarde) AFC y yo subimos un par de picos, las cotas más altas del entorno de La Mongie: El Quatre Termes y el Contade, vecinos y de parecida altura y dificultad (trepada I+). El vivac previo, a unos 1900 m en el Tourmalet, fue horrendo: He inaugurado mi historial de "noches en blanco", sin poder pegar ojo. Un rollo.

Afortunadamente, la temprana luz de verano comenzó a colorear el Pic Espade a las cinco horas y pico de habernos metido en el saco. Ya podía estar despierto, aunque quisiera estar dormido. Cercano al famoso Col, franqueado en el reciente Tour, sus paredes Norte se encendían de rojo.

El acceso a la pendientes finales de la pareja Contade-4T se hace por un valle lateral horrendamente invadido por sucesivas pistas y telesillas de la estación. Sorprendentemente, el telesilla (llamado de Quatre Termes) subía y subía hasta cotas de 2400 m... Se nos hace raro; no solemos frecuentar estos entornos tan torturados. Aun así, no nos cruzamos con ningún otro montañero en toda la jornada.

panorama desde Quatre Termes

El acceso a la brecha es fácil aunque algun tramo se pone empinado. A la derecha hacemos el Contade, decubriendo maravillados el entorno de lagos que desde el lago-presa de Oule hasta el inicio del Tourmalet queda a nuestros pies. Mereció la pena subir junto a los hierros para ver esto. Imaginamos un tour de descenso por esta zona, rodeando este macizo por el Sur. Pero sin mapa no nos aventuramos. No en vano anuncié ¡que no quería llegar tarde a casa!

Pasamos a la siguiente brecha para trepar por el lomo del Quatre Termes hasta su cima. Aquí, panorama de primera del cicatrizado Midi de Bigorre y de la llanura de Tarbes, invadida por el mar de nubes.

Tras la foto con la bolsa de Estrellitas de Aimar en la cima, vuelta a por la mochila y a coger aire para el siguiente tránsito: Descenso directo a la Mongie por un horrible canchal sin descanso que nos llevó 3 horas. Mis botas Asolo 3 estaciones con la talla justa las pondré a la venta, mis dedos gordos de los pies han dicho "basta".

Tras llegar al coche a duras penas y alimentarnos equilibradamente (patatas fritas, cerveza) atravesamos el coloso de los Hautes Pyrenées y bajamos a Bareges con tiempo de ver vencer a Garate en otro puerto mítico, el Mont Ventoux (Provenza).

1 comentario:

eresfea dijo...

Una noche para pensar (hasta en el blog), cimas, una dieta equilibrada y victoria de Gárate... ¿Qué más quieres! Esto es rozar la perfección.