lunes, 21 de mayo de 2012

Hocino del Pajazo. Valle del río Martín, Sistema Ibérico




El último día del puente madrugamos otra vez para hacer esta excursión rápida, de nombre poco glamouroso, antes del desayuno. Nos la había recomendado José Ramón, el guía de Peñas Royas. Se trata de acercarse hasta el cañón y la cascada que forma en su parte alta el río Martín, el que más adelante pasará por Montalbán.


El flipe chungo fue comprobar que en la gran cubeta que se forma tras el cañón, están construyendo (o bien, comenzaron a construir) una presa la mar de bonita y seguro que altamente necesaria para la zona. Un déjà vu que al tratarse de Teruel es más fácil llevar a cabo que en zonas con mayor densidad demográfica o respuesta social. Y esto no me lo invento, que lo preguntamos en el albergue.


El flipe guapo fue quedarnos literalmente parados admirando el pase de un rebaño de cabras hispánicas de lado a lado de las paredes que bordean el cañón. Al rato, tres o cuatro buitres leonados aparecieron tras la arista... aquello parecía una coreografía preparada para nosotros. Los Ooooh... que soltamos me recordaron a una noche de fuegos artificiales en Semana Grande.

No hay comentarios: