domingo, 27 de octubre de 2013

Mandale 574 normal de Ibardin. Valle de Bidasoa, Pirineos



A finales de octubre, bajo esa preciosa y tamizada luz otoñal, realizamos con los niños esta humilde ruta que se desarrolla por los paisajes de unos Pirineos nacientes en su extremo occidental.

Ver el mar y los primeros macizos pirenaicos alzándose amablemente tan cerca, es una experiencia recomendable si amas la montaña, y los Pirineos en particular. En el otro lado, puedes sentir algo equivalente en este monte.


El inicio de la excursión se realiza desde un lugar horrendo y agresivo: el centro comercial de Ibardin. Pasados 5 minutos puedes olvidarte de ello y comenzar a disfrutar de las vistas hacia el imponente Larrun, el pequeño-gran Azkua, Mendaur, etc. 

Una vez nos asomamos al Bidasoa, Endarlatsa, Aiako Harria y Xoldokogaina desde una atalaya en la cresta, en un balcón natural sobre este paisaje entrañable, paramos a degustarlo a la vez que hicimos lo propio con el picoteo de nuestras mochilas.

Desde este punto seguimos la cresta dirección Ibardin, pasando por Manttale, que apenas lo notamos, sin buzón pero con pottoks


Bajamos hacia Ibardin relajados, entre acebos y cromlechs. 

1 comentario:

Sergio dijo...

Me encanta el vídeo y las rutas disfrutadas. (Lo que me despista es la fecha que les pones a las entradas, que no sé si es nueva o no).