sábado, 10 de enero de 2009

Herniozabal 1010 normal Urkizu. Macizo del Hernio, Valle del Oria

desmontamos del pottok para acometer la afilada cresta cimera de Herniozabal

"La Montaña Vasca" y "Guía del Pirineo Vasco" son dos de los monumentos a la divulgación de la montaña y sus valores por parte del encomiable Miguel Angulo, y guardo ambos tomos en lugares de privilegio de la librería de casa. Del primero, incluso, tengo la Edición actualizada.
Sabemos todos por aquí lo que ha nevado esta semana por Donosti y comarcas aledañas. Y no si sabemos, ni nos perdemos nada, el mono de monte que arrastro desde, no se; buscar mi último post relatando una actividad...
Para padres (aitatxos) de familia con niños pequeños, se abre la posibilidad, siempre y cuando se madrugue lo suficiente, de la modalidad "media mañanera". La "media mañanera" consistiría en una mañanera de toda la vida, pero volviendo antes a casa, de tal forma aun nos de tiempo de ejercer alguna loable y necesaria labor como pasar el aspirador, recoger justo a tiempo la nueva visa del banco, o pasar un rato en el parque antes de la hora de la comida.
En la "mañanera" clásica, volveríamos justo para comer, casi casi "a plato puesto", y eso, a estas alturas, constituye un cierto abuso.
Así pues, tenemos los montes cercanos con una bonita capa de nieve polvo, y tenemos media mañana para empaparse de sudor y manchar de blanco las negras polainas.
Objetivo: Urkizu, pueblo (no: barrio) de Tolosaldea, anidado en la vertiente Oriental del macizo de Hernio. (A Urkizu había subido yo una vez, hace años, en mis tiempos de "globero". Antes globero, ahora bloguero... vaya dos términos horrendos).
Como "nunca nada parece ser suficente", es también insuficiente mi conocimiento de la geografía guipuzcoana, por lo que, a las ocho de la mañana y con -2 ºC, nos lo hemos pasado de largo, haciendo un pequeño tour tipo "Rallye de los 1.000 lagos" al tolosarra-style, sobre una pista helada.
Reconducido el asunto de la tan traída vialidad invernal, empezamos la marcha a las 8h30.
Toda ella se desarrolla sobre nieve polvo, siendo el ascenso muy evidente: Se trata de encaramarse a la larga chepa del Hernio, cuya primera punta Este es Herniozabal.
A mitad de camino se alza una humilde punta llamada Mendikute, creo que apropiada para una mañanera con los niños. Sobre todo si conocemos de antemano que, si no quedan satisfechos o aun les quedaran energías, dispondrían de un parque infantil en el pueblo/barrio de Urkizu.

1 comentario:

Sergio dijo...

Yo tengo en un pedestal "Montañas de Gipuzkoa" de Imanol Goikoetxea. Actualmente los hay mejores, más detallados, actualizados y con mapas. Muchos de sus caminos ya no están pero tiene algo especial, fue el primero que tuve.