lunes, 19 de octubre de 2009

Collarada 2886 vn Valle de Ip. Valle del Aragón, Jacetania, Pirineos

el skyline, hacia el Este, desde la cima de la Collarada

Otro de los montes que NO he hecho yo, pero que los siento casi como "propios". Un ascenso a cima "express"...

"Salí de Donosti a las 5:10 y para las 07:45 más o menos estaba en Canfranc. Empezaba a amanecer entonces, y el viento pegaba bastante fuerte. Sales por una pista que va camino a Canfranc estación, y al poco ya, te metes en el valle, pasando por debajo de un puente antiguo de la via de ferrocarril.

Bonita subida por bosque, con tramos que pican bastante, aunque tienes opción de coger viras mas llevaderas en vez de las cuestas más directas. Según vas saliendo del bosque, habiendo cogido ya una altura elegante, te das cuenta del pedazo tajo que has dejado abajo. No se llega a ver nítidamente, pero el agujero es muy considerable.

Tras esto ya sigues adentrándote en el valle, y vas viendo el final del circo. Pasas a la altura del famoso corredor que queríamos hacer [NO], y se intuye muy guapo para invierno. Me parece bastante interesante la actividad (igual mejor que invierno, primavera, con nieve a partir de su entrada). Luego ya entras al fondo del valle propiamente dicho, viendo un poco todo el despropósito que se construyó allí para realizar la presa, con una pista-carretera incluida, y un teleférico por el que subían material desde Canfranc-Estación.

Por lo que he leído por ahí, la cosa está bastante bien ahora, ya que han limpiado y quitado un montón de barracones y basura. A pesar de todo, en un sitio precioso. Se siguen viendo construcciones y restos de otras, con cemento de canalizaciones de agua y hierros oxidados antiguos. En favor hay que decir que hay un magnífico refugio abierto hace poco para los montañeros.

Me planto en el dique de la presa en 2 horas exactas, y me da la sensacion de que voy muy por debajo de los tiempos que he leído. Las vistas son magníficas. Estamos debajo exactamente de la Collarada, y en semi-circulo, se ven La Moleta, La Pala de Ip, la Punta Escarra, la Pala de Alcañiz, El Cuchillar, Pico Nevera.

La ruta trata de bordear el lago dejándolo a nuestra izquierda. Los hitos marcan la ruta buena a seguir, que no tiene ningún problema con buen tiempo, seco y sin nieve, pero se me antoja expuesto de acabar en el agua, en caso de estar humedo, hielo, nieve, etc. A continuación se trata de llegar al collado de Ip, por una pedrera-cascajera del horror, de estas de un paso palante y dos patrás. Se me hace bastante dura, y me doy cuenta que he corrido demasiado al principio.

A todo esto decir que el día es de postal: Ni una nube, no demasiado frío, aunque sí con bastante viento. Desde el collado, cambio de tercio total mirando dirección Sur, donde los montes más bajos y las llanuras son la tónica, con Peña Oroel enfrente. Me gusta mucho esta vista al otro lado del collado de la Collaradeta. Se ve muy bonita, y me gustaría hacerla, pero es demasiado y aún me queda subir la pala final de la Collarada. Por la amplia cresta Este, se coge altura rápido, para en la parte final acabar superando una parte rocosa sin excesivos problemas.

Son las 11:45 y por fin estoy en la cima del monte que he visto montones de veces y que por h o por b no he subido núnca.

Vistas espectaculares a absolutamente TODO. Llama la atención la falta de nieve hasta en los colosos de tresmil metros.

Bueno, y ahora faltan bajar 1800 y pico de desnivel. Hasta el collado sin problemas, y del collado al lago, patinajes artisticos, derrapes, y sacando humo a los cuadriceps. En el lago me llaman la atención varias familias con pocas pintas de montañeros (aunque el hábito no hace al monje, por supuesto); se acercan alegramente por la pista hacia el lago. Me pregunto si hay posibilidad de subir de forma mecánica desde Canfranc-Estación, porque desde donde he subido yo, la ascension es elegante.

Como, bebo y estiro, y continúo saliendo del valle, para lanzarme en picado por el bosque de nuevo hacia Canfranc. Como en tantas y tantas salidas, me parece inverosímil que haya podido subir tanto, tan solo unas pocas horas antes. Llego al coche a las 15:00, bastante roto muscularmente y pienso cuánto mejor se va acompañado al monte. Me salen 7 horas entre subida y bajada, cuando en las reseñas que he leído marcan entre 9 -10, y hasta las 12 que le da el prudente de Angulo.

Estiro un poco, me cambio de ropa, y me voy al área de recreo al lado de Villanúa, donde me como un paquete de patatas fritas con una cocacola mirando la vertiente Sur del monte, más contento que el "pipas".

1 comentario:

Anónimo dijo...

Esto es cuanto menos, para acabar eufórico