miércoles, 1 de agosto de 2012

Crête de Coos 1961 vía Les Papillons de les mer du Sud (IV+). Jaut-Coos, Vallée d'Ossau, Pirineos


Así vimos nosotros Las Mariposas

La salida de final de invierno a Coos trajo como consecuencia agradable descubrir (a través del blog de Remi Thivel) que en el extremo más occidental de la pared Norte, un chico afincado en Louvie-Juzon (Ossau) llamado Andrés Sio había abierto una vía de seis largos bautizada con el bonito nombre de "Las mariposas de los mares del Sur". Equipamiento moderno, grado asequible a nuestras capacidades, entorno precioso.


Allá que nos fuimos. Madrugón y pitando por la autopista francesa hasta el Valle de Ossau. Esta vez aproximamos en coche por la pista, hasta la borda de pastor al pie de los prados del macizo.

Las nubes que amenazaban con impracticar la vía anidan en el valle, y arriba todo está despejado. Solo las vacas y su eterno tolón-tolón nos acompañarán durante toda la jornada.

Me descubro nervioso al inicio del 2º largo, mi compa se da cuenta también. Me tranquiliza y tiramos a gusto para arriba. Siempre concentrados. El diedro de este largo es una chulada, más de III+, jajaja. Para los que hacen 6a "con botas" será una vía de esas que llaman "tumbarrales" o cosas así, muy fácil, pero nosostros somos más montañeros que escaladores y, aunque entrenamos algo (lo que se puede), pasar de V+ es harto difícil a estas alturas de la película. Como suelo pensar: "bastante hacemos con seguir saliendo a la montaña, en lugar de seguir sedentarizándonos a base de las pequeñas delicias urbanas de fin de semana".

La verdad es que se agradece un montón que alguien haya abierto y equipado tan profusamente (se puede rapelar la via, incluso) una ruta tan asequible, en un lugar tan bonito y tranquilo. Un placer.

Lo mismo que disfrutar de las vistas al salir a la cresta: Sesques, con neveros aun en la cara Norte, Tres Reyes, grupo del Ger en Gourette, Gabizos, ... todo el cuadro con un mar de nubes interior: disfrute tope de gama.

Descenso por senderuco y praderas de cuento hasta el valle, donde vimos el paso de los muy esforzados y motivados participantes en la clásica cicloturista Luchon-Bayonne: 320 km. de nada con Peyresourde, Aspin, Tourmalet, Soulor-Aubisque y Osquich.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosa bucólica y solitaria via de escalada fácil, con premio a la salida en forma de vistas. Recomendable para los que les gusta no complicarse la vida demasiado.

jefoce dijo...

Qué bien Iñaki, qué bien lo cuentas, cómo lo transmites, qué cariño le tienes al Pirineo francés (como yo). Muy bonito ese macizo del Moulle de Jaout; ya sabes que lo conocimos el otoño pasado y nos encantó. Esta actividad no es de mi liga, pero aún así he disfrutado con tu relato. Soberbio. Enhorabuena.

eresfea dijo...

Se nota que has disfrutado un montón. Y eso tiene algo de contagioso. Gracias.