domingo, 12 de octubre de 2008

Agosto V. Bordeaux y Duna de Pilat-Arcachon, La Gironde, Aquitaine


25 a 27.08.08. Visita familiar a la capital de Aquitania, Burdeos, y de paso a la Duna de Pilat y a Arcachon. El caso es que nos costó más de la cuenta llegar a la ciudad, porque era fin de agosto y había aun un montón de personas que volvían de sus vacaciones, y antes de llegar a la "Rocade" o gran anillo de circunvalación, había unas retenciones tremendas debido a la desviación a París-Nantes.
De todas maneras llegamos bien, y el coche lo dejamos frente al albergue Barbey, sito en la Cours Barbey, al Sur del centro ciudad.
Esta tarde la dedicamos a atravesar todo el centro, de Sur a Norte, accediendo por la port d'Aquitaine en la place de la Victoire.
A partir de aquí, diré sin temor a equivocarme que estaremos en la calle más importante, jubilosa y donde se ve a "todo el mundo" en Burdeos: La Rue de Sainte Catherine, larguísima y animadísima calle peatonal, en la que encontramos multitud de comercios, incluyendo la "fnac".
En el albergue conocimos a una joven osteópata catalana que se encontraba realizando un "stage" con un médico bordelés.
Esta primera noche acabamos en un garito marroquí, o al menos árabe (la zona del albergue era zona de inmigrantes) tomando un riquísimo te a la menta con un pastelito casero por un euro cada. El tío de la barra llevaba todo el cotarro él sólo; era un artista de la plancha. No estuvo mal.
El 26 de agosto seguimos recorriendo la ciudad, de cabo a rabo, tirando de tranvía cuando era menester. Hasta fuimos a ver el hotel seek'oo que tenía fichado de una reseña en "El País".

Ví Burdeos como una ciudad grande pero accesible, con mucha mezcla de etnias (norafricanos, subsaharianos, inmigrantes de las colonias caribeñas, ...), chicas muy guapas por esta misma razón, mogollón de adolescentes con un empeño exacerbado en definir un estilo personal en la vestimenta (con estilos que en Donosti no se ven), y por supuesto ese aroma de la "grandeur" francesa con esas grandes avenidas, edificios monumentales, elegancia innata...

miroir d'eau, gran atracción para niños y mayores
El tercer día antes de desayunar me pegué una sesión de running hasta el "Miror d'eau", a lo largo del paseo junto al Garonne. Desayunamos y tomamos ruta de vuelta, pero antes aprovechamos la situación para visitar la famosa Duna de Pilat, que está catalogado como "Grand site de France", y eso es la leche amigos. 
El asunto de la duna es el siguiente, según lo veo: Se trata de una formación arenosa natural bestial (erigida poco a poco desde hace miles de años sobre el pinar de la Bassin d'Arcachon) y a partir de la cual hay montado un gran negocio turístico del que intentamos abstraernos. Sólo nos vemos "obligados" a pagar el parking, que estaba hasta arria de coches. Fuera de temporada, no obstante, el chiringo se cierra, y no es difícil imaginar que subir a la duna una tarde de invierno, tal vez en soledad, tiene que ser una "experiencia religiosa".

No hay comentarios: