domingo, 26 de octubre de 2008

Oteiza. Sala Kubo del Kursaal, Donostia


¡Qué grande eres, Jurgi! Ayer estuvimos viendo un ratito a Oteiza; ahora hace 100 años de su nacimiento. Aunque pasé más rato persiguiendo a los chaveros antes de que el guarda-jurado de la sala les llamara la atención. 
Oteiza me marcó mucho hace años, de alguna manera lo llevo dentro, y me ha gustado que a Eider le hayan hablado de él en la ikastola, y me ha gustado ver a Aimar y a Irene pasando la tiza por la enorme pizarra de la sala Kubo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Se nota que los Munain-Lopez salen de los más favorecidos con este montaje que les ha preparado el pater familiae